||

[googlefont font=“Cormorant Infant” fontsize=”20″]Por Charlie Petro MKLM[/googlefont]

El llamado a misión resuena en toda gente de buena voluntad. Los jóvenes lo escuchan con oídos frescos y un deseo de comenzar sus vidas con un espíritu de servicio. Los mayores lo escuchan a través de la sabiduría de sus experiencias. Los solteros responden al llamado a misión con dedicación a los valores del Evangelio y un sentido de aventura. Las familias con pasión para compartir el amor que se sienten entre sí con el mundo.

La Clase de Misioneros Laicos Maryknoll del 2015 refleja la diversidad de la Iglesia en Estados Unidos. De los 10 adultos que los Misioneros Laicos Maryknoll (mklm) enviarán a Bolivia, Brasil y Tanzania, cinco nacieron fuera de Estados Unidos. Cuatro tienen menos de 40 años, y los otros seis son mayores de 50. Cada misionero laico de Maryknoll tiene una historia única, lo que demuestra cómo el llamado a misión alcanza gente de amplios orígenes.

Stephen Pope, maestro y entrenador de Boston, comenzó a escuchar su llamado para servir en misión cuando era joven. Su tía Bárbara Pope fue misionera laica Maryknoll antes que él naciera, pero ella le contaba historias de su tiempo en América Latina con tanta pasión y alegría que Stephen pudo sentir lo transformadora que fue la experiencia para ella. “Ojalá pueda ser más amoroso, amable, y pensar de una manera diferente—más amplia y más profunda”, dijo Stephen sobre cómo su misión en Mwanza, Tanzania impactará su vida y la de las personas a las que servirá en misión.

La Clase 2015 de Misioneros Laicos Maryknoll culmina con un servicio religioso después de las 10 semanas de orientación para misioneros laicos.

Sonny y Hong Nguyen respondieron al llamado a misión tarde en sus vidas. La pareja quedó conmovida después de visitar niños en los orfanatos de Vietnam, su país natal. Sonny reflexionó: “En América pensábamos que recaudar dinero sería suficiente. Pero no, los niños también necesitan amor. Es por eso que decidimos que necesitábamos involucrarnos personalmente”. Sonny y Hong están en camino a Cochabamba, Bolivia.

Marilyn y Jim Kott, de Redlands, California, construyeron sus vidas sirviendo a su país como oficiales de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Después de su reciente jubilación, se sintieron preparados para dar un paso más en servicio, respondiendo al llamado misionero de la Iglesia. “Servir a los demás en esta capacidad viene del mismo deseo que tuvimos para servir a nuestro país”, dijo Marilyn. Jim y Marilyn, quienes han sido activos en la Iglesia y en el servicio por muchos años, se sienten inspirados por la historia del movimiento Maryknoll y honrados de seguir los pasos de los misioneros Maryknoll. Ellos servirán en São Paulo, Brasil.

Hiep Vu sirvió por 10 años en Asia antes de retornar a mklm; ahora servirá en misión en Bolivia.

La misión fue la base de la relación entre Guadalupe y Charlie Petro. La pareja se conoció mientras Charlie, de New Port Richey, Florida, sirvió por dos años en Lima, Perú, como voluntario laico para la organización internacional Edmund Rice Christian Brothers. Guadalupe y Charlie van a Mwanza, Tanzania con sus dos hijos, Charles (6 años) y Verónica (5 años). Guadalupe, una peruana, explica: “Queremos que nuestros niños entiendan la importancia de la misión en nuestras vidas—la importancia de servir a los demás, de vivir con sencillez y tener una perspectiva internacional”.

“Queremos que nuestros niños entiendan la importancia de misión en nuestras vidas”.

 

Una perspectiva internacional influyó la decisión de Claire Stewart para ser misionera laica Maryknoll. Después de recibirse de Spring Hill College en 2014 con una licenciatura en relaciones internacionales, Claire, de Nashville, Tennessee, trabajó en Houston ayudando a solicitantes de asilo a navegar el proceso. Escuchar las historias de los solicitantes de asilo inspiró a Stewart a ir en misión. “Cada persona tenía una historia distinta sobre cómo habían sufrido persecuciones en sus países de origen. Eso me ayudó a darme cuenta que hay muchas personas sufriendo por la injusticia global”, dijo Stewart. “Hay una necesidad global por un poco de misericordia”. Ella trabajará en São Paulo, Brasil.

Tawny Thanh y Hiep Vu regresan a mklm después de cinco años de receso, que usaron para cuidar del padre de Hiep. La pareja, también originaria de Vietnam, trabajó por 10 años como misioneros laicos Maryknoll en el sudeste de Asia. Su regreso marca el comienzo de una nueva experiencia para ellos, ya que irán a América del Sur. Debido a que vivieron recientemente en California, conocieron en su parroquia a muchos amigos que hablaban español. Tawny explica porqué están contentos de servir en Cochabamba, Bolivia: “Cuando regresemos y nos jubilemos, saber español y conocer la cultura latinoamericana nos permitirá ayudar a la diócesis en muchas cosas”.

Hiep dice que jamás sintió que dejó de ser un misionero aún durante su receso como misionero activo. De hecho, Hiep siente que de alguna manera siempre ha sido un misionero laico. “Creo que está en mi sangre”, dijo. El camino que lo llevó a mklm comenzó con el deseo de servir a los demás, que tuvo desde joven. Tawny agregó que ahora que son misioneros laicos Maryknoll, todo lo que hacen para ayudar a otros, ya sea en casa o en el extranjero, es una forma de misión. “Cuando nos acercamos a los demás, lo hacemos desde un punto de vista misionero”, dijo.

La Clase 2015 de Misioneros Laicos Maryknoll culmina con un servicio religioso después de las 10 semanas de orientación para misioneros laicos.

Aunque cada camino que llevó a los nuevos misioneros laicos a unirse a la Clase de Misioneros Laicos Mary-knoll 2015 es único, cada uno de ellos sale con el corazón ardiendo por servir a Dios. La Clase mklm 2015 se une a un grupo comprometido de misioneros laicos Maryknoll que ya trabajan en el campo y tratan de modelar el amor y la compasión de Cristo, ofreciendo auxilio y servicios muy necesarios a comunidades económicamente pobres por todo el mundo. La fuerza transformadora de responder al llamado a misión ayudará a que estos nuevos misioneros laicos encuentren a Cristo en nuevas formas a lo largo de sus vidas, ya sea si se quedan con mklm durante muchos años o regresan a casa después de su primer compromiso de tres años y medio. Cuando se convirtieron en misioneros laicos de Maryknoll, ¡se convirtieron en misioneros laicos de por vida!

MKLM está aceptando solicitudes durante el verano 2016 para ser considerados para la Clase 2016. El programa de orientación de 10 semanas para Misioneros Laicos Maryknoll comienza en octubre de 2016 en Ossining, Nueva York. Para información comuníquese con Lindsay Doucette al 914-236-3489.

Foto Principal: La Clase 2015 de MKLM (izq. a dcha.): Jim y Marilyn Kott, Sonny y Hong Nguyen, Hiep Vu y Tawny Thanh, Charlie y Guadalupe Petro, Stephen Pope, Claire Stewart con los niños Charles y Verónica Petro.

maryknoll-icon-grey