Septiembre/Octubre 2016

Clero católico pide “liberarse del carbón”

“Es inmoral dejar a generaciones futuras la carga de la contaminación y el costo de las erróneas decisiones energéticas hechas hoy”, dijo el arzobispo Ramón Arguelles de Lipa, Filipinas, el pasado abril en referencia a las plantas eléctricas de carbon en su país. Añadió que para las elecciones nacionales de este año, los filipinos deberían elegir a líderes que “harán todo lo posible para proteger a las familias filipinas de los estragos de la energía sucia y el cambio climático”.

El prelado habló ante los miembros de los grupos de la sociedad civil que se reunieron en la ciudad de Lucena para el lanzamiento de “Piglas Pilipinas”, la contraparte local del movimiento climático global “Break Free From Sossil Fuels 2016”. Activistas del medio ambiente señalaron que Filipinas se ha comprometido a reducir las emisiones un 70% en las negociaciones internacionales sobre cambio climático, pero continúa la construcción de las plantas de carbón.
 

maryknoll-icon-grey