Revista de los Padres y Hermanos Maryknoll cambia de nombre y responde al llamado del Papa Francisco

|| Por David R. Aquije

Desde que llegó a Roma el Papa Francisco ha revitalizado el mensaje surgido en el Concilio Vaticano II y lo ha expandido por todo el mundo: que la Iglesia Católica es por su naturaleza misionera y que cada católico es desde el momento de su bautizo un misionero o misionera de Jesús. La Sociedad de Padres y Hermanos Maryknoll, que desde su fundación en 1911 ha salido a las periferias para hacer misión en los lugares más marginados de todo el mundo, reaviva llena de júbilo sus propios esfuerzos misioneros y hace eco del llamado del Papa Francisco.

Para ello, la Sociedad Maryknoll decide, después de 37 años de publicación, cambiar el nombre de su revista en español a MISIONEROS, nombre que refleja los esfuerzos, las contribuciones y la espiritualidad de todos los hombres y mujeres, sacerdotes y Hermanas, religiosos, religiosas, y laicos, quienes forman parte del movimiento Maryknoll y la misión de la Iglesia.

bienvenida-misioneros

Es un momento histórico para la publicación que en setiembre de 1980 vio la luz con un mensaje editorial de bienvenida, escrito por el entonces delegado apostólico a la Iglesia Católica de Estados Unidos, el Arzobispo Jean Jadot. En el editorial, el arzobispo transmite la felicidad del entonces Papa Juan Pablo II por la fundación de Revista Maryknoll y sus deseos para que la revista pueda aumentar el diálogo entre los grupos hispanos de Estados Unidos, elevar la conciencia hacia la solución de problemas comunes y promover el esfuerzo cristiano aquí y en todo el mundo.

Era la década de 1980, cuando la comunidad hispana de Estados Unidos sólo llegaba al 6.5% del total de la población con 14.8 millones de personas; cuando 125,000 cubanos llegaron al exilio en Florida y cuando el Presidente Reagan firmó la ley de reforma migratoria que le dio amnistía a tres millones de personas. Por otro lado, fue la llamada década perdida de América Latina, cuando esa parte del continente empezaba a salir de regímenes militares y dictatoriales y muchos países se encontraban en sangrientos conflictos civiles.

Bajo este contexto, los Padres y Hermanos Maryknoll tuvieron una acción profética y visionaria al fundar una revista misionera para una comunidad inmigrante que llegaría a tener un rol vital para la Iglesia Católica en Estados Unidos. Hoy la comunidad hispana de Estados Unidos llega a 55.3 millones de habitantes equivalentes a un 17.3% del total de la población de este país. Ese crecimiento es más evidente dentro de la Iglesia Católica. De acuerdo a un estudio del Pew Research Center, el 34% de católicos en el país son hispanos y la tendencia es que la mayoría de católicos en Estados Unidos será hispana en las próximas décadas.

Con el cambio de nombre, la revista MISIONEROS—y su nueva página electrónica misionerosmaryknoll.org—inicia una nueva etapa en el accionar profético de Maryknoll: el de la educación y formación de misioneros, quienes serán los nuevos líderes de la Iglesia del futuro.

El director fundador de Revista Maryknoll, Moisés Sandoval, dijo en 1980 que la población hispana de Estados Unidos aún no había hablado, aunque tenía mucho que decir. Al encontrar su voz, dijo, los hispanos estadounidenses necesitan hablar, no sólo de la injusticia y la explotación de los pobres aquí y en América Latina, sino de todo el mundo. “Ser la voz de los que no tienen voz”, dijo.

Durante casi cuatro décadas, Revista Maryknoll ha sido una voz destacada en la comunidad hispana católica, gracias al continuo apoyo de los Padres y Hermanos Maryknoll. Con su nuevo nombre, MISIONEROS, continuará con ese legado.

misioneros-3