Estimado Padre Raymundo:
Dios es tan grande que nunca abandona a sus hijos e hijas porque él nos ama mucho. Le pido a nuestro Señor todos los días, que ayude a las personas enfermas del mundo, inclusive a quienes han cometido errores graves en su vida. Sólo él tiene el poder y la licencia de juzgar a todos los pecadores de la tierra. Dios mío, cubre y sana con tus preciosas manos a los enfermos y marginados en los países pobres. Aprovecho para felicitar la gran labor misionera de los Padres y Hermanos, Hermanas y Misioneros Laicos Maryknoll que acompañan a los más sufridos y enfermos en la viña del Señor. Gracias a la compasión de los misioneros muchos niños y ancianos son aliviados todos los días.
Arelii Rojas
Vía Facebook

Estimado Padre Raymundo:
Le pido de todo corazón a los misioneros Maryknoll y a Jesús, que ofrezcan el pan de cada día a los pobres que no tienen un plato de comida en su hogar, en especial a todos los niños y ancianos que viven en la calle y mendigan por unos pesos para comprar algo de comer. Señor de los cielos, que no les falte nada a todos nuestros hermanos y hermanas. Por favor, cuida de los más vulnerables así como cuidas de mí cada momento de mi vida. Te agradezco, Jesús, por tus bendiciones para mi familia y amistades.
Alejandra Hernández
Vía Facebook

Estimado Padre Raymundo:
Ver tanta pobreza, injusticia y sufrimiento en el mundo, me hace reflexionar y me pregunto: ¿Cómo ese sufrimiento lleva a muchas personas hoy en día a recapacitar y también cómo otros siguen el ejemplo de los implacables verdugos para hacer daño a su prójimo? En verdad, no soy nadie para juzgar, pero no entiendo porqué hay tanta gente mala en la tierra. Tenemos que unirnos en nuestra fe y amor a Dios para crear una cadena de amor y paz para que reine el amor de Cristo en nuestros corazones. Gracias por el extraordinario ejemplo de caridad y evangelización que realiza Maryknoll en tierras lejanas.
Zahira Padrino
Vía Facebook

Estimado Padre Raymundo:
Soy católica y me siento orgullosa de compartir el amor y la compasión de Jesús con mi familia y vecinos. Nuestras tradiciones son únicas, en mi parroquia celebramos procesiones y celebraciones de la Virgen María de diferentes países. Me encanta aprender de otras culturas y valoro mucho el esfuerzo de nuestros feligreses por compartir sus tradiciones y celebraciones. Le pido a Dios por un mundo lleno de paz y por nuestras familias para que él nos ilumine y los lleve por un buen camino. Dios bendiga a los Padres y Hermanos Maryknoll para que continúen con su gran servicio misionero. Su misión es un ejemplo para las nuevas generaciones.
Favi Salazar
Vía Facebook

Foto principal: Niñas tocando tambores en China. (Foto: Sean Sprague/China)

 

maryknoll-icon-grey