Buscando posada

¿Habrá en el mundo alguna persona que no haya buscado algún tipo de refugio en algún momento de su vida? ¿Qué es lo que uno siente cuando busca refugio; y qué cuando lo recibe? Y por otro lado, ¿qué es dar refugio y que nos lleva a darlo?

Me hice estas preguntas mientras revisaba las historias que presentamos en esta edición. Me pareció entender que la búsqueda y ofrecimiento de refugio son algo inherente a nuestra identidad cristiana ya que la búsqueda de refugio es una historia que nos ha conmovido desde que la Sagrada Familia huyó a Egipto. Por otro lado, me pareció que las historias relacionadas al tema de la migración y de los refugiados están interconectadas, y que la historia de la búsqueda de refugio, en cualquiera de sus formas, es una historia de misión.

Lea la conmovedora historia de Madina, una joven de Somalia que llegó a Estados Unidos, cuando tenía 9 años de edad, de un campamento para refugiados en Kenya, África. Hoy ella es una ciudadana estadounidense y una profesional que retribuye a la comunidad el bien que recibió. Marybeth Christie Redmond, quien trabajó para Maryknoll como relacionista pública, escribió esta historia en primera persona, pues es también su historia. Ella, su esposo e hijo, fueron quienes le brindaron posada a la familia de Madina. Aunque el artículo titula Madina, un puente entre dos mundos, pienso que las personas como Marybeth que brindan refugio, son también un puente entre dos mundos.

Lea también otras historias sobre migrantes y refugiados que parecen ofrecernos diferentes momentos de un mismo drama. El ex misionero laico Maryknoll Merwyn De Mello vivió en Kabul, Afganistán , fomentando la paz. Ahí observó algunas de las causas que obligan a las familia a huir de la tierra en la que nacieron. El artículo Respuesta humanitaria para refugiados nos muestra una iniciativa individual que se hace grupal y luego comunitaria para brindar ayuda a refugiados de Siria. Y el artículo Hijo, reza por mí, nos muestra los retos del ofrecimiento de santuario en el país a través del drama de la separación de una familia, cuya madre indocumentada ha sido deportada.

Esta es nuestra última edición del año, noviembre/diciembre, con fechas especiales: el recuerdo de la memoria de los misioneros que nos dejaron y se encuentran en compañía del Señor (p. 36 y p. 40 en la edición impresa); el Día Mundial del SIDA, con una historia sobre el ministerio del Padre Maryknoll Joseph Fedora en Lima, Perú; y una reflexión sobre el 12 de diciembre, Día de Nuestra Señora de Guadalupe. Esperamos que estos y todos nuestros artículos los acompañen en la reflexión y en la oración. Y a ustedes, gracias por acompañarnos este año.

 

Foto principal: Miembros de la organización Hearts and Homes for Refugees de Pelham, Nueva York, reciben a una familia de refugiados sirios en el aeropuerto.(Cortesía de Hearts and Homes/Nueva York)