||

Estimado Padre Raymundo:
En los momentos más difíciles de nuestra vida es cuando necesitamos que Dios todo poderoso no nos abandone. Dios sabe que tenemos problemas y él no nos desampara jamás. Dios siempre está obrando para nuestro bienestar. Sin embargo, necesitamos orar todos los días para sentir la presencia de Dios en nuestros corazones y pedirle que nos anime para no decaer. El Señor protege a todas las personas del mundo que estamos sufriendo por enfermedades y desgracias familiares.
Elia Moreno
Vía Facebook

 

Estimado Padre Raymundo:
Cuando leo las historias de la revista MISIONEROS en las redes sociales me doy cuenta que éstas son las misiones que necesita el mundo. Por medio de los artículos conocemos a muchos misioneros que nos inspiran para ser buenos cristianos. Con mucha fe y esperanza, apoyémonos unos a otros como hermanos para vivir en paz en nuestra comunidad. Vivir en armonía con nuestros vecinos y familiares agrada mucho a nuestro Dios. Les envío muchas bendiciones a todos los Padres, Hermanos, Hermanas, Misioneros Laicos y Afiliados Maryknoll.
Beisi Marquina
Vía Facebook

 

Estimado Padre Raymundo:
La presente misiva es para saludar a los Padres y Hermanos Maryknoll que sacrifican su vida por los demás. Con todo mi amor, les envío una pequeña donación para ayudar a los pobres y familias necesitadas. Les felicito por llevar la misión a muchos países de nuestra tierra. Siempre les recuerdo con mucho cariño y les llevo en mi corazón. Dios bendiga su labor misericordiosa
Augusto Montoya
Central Falls, RI

 

Estimado Padre Raymundo:
Padre, le pido que por favor rece por mi familia ya que estamos pasando por pruebas difíciles en nuestro hogar. Apelamos a Dios para que nos fortalezca y nos ofrezca mucha paz. Que Dios permita que nuestra fe y esperanza se mantenga viva y que pronto podamos salir adelante. Confiamos en nuestro Dios y estamos seguros que podemos salir de esta oscuridad y por fin ver la luz para iluminar nuestras vidas. Dios te pido que derrames tus bendiciones en nuestra familia.
Paola Guerrero
Los Ángeles, CA

 

Estimado Padre Raymundo:
Soy de Arequipa, Perú, y conocí a algunos misioneros Maryknoll quienes influyeron positivamente en mi familia. El Domingo de Ramos pude observar una placa con sus nombres en la Iglesia Nuestra Señora del Pilar de Arequipa. Estoy muy agradecida por su labor, y de forma personal por la influencia positiva que dejaron en mí. Gracias por tan buena labor, siento que me toca tomar la posta según lo que Dios me guíe, y siempre ayudar a los hermanos necesitados en el mundo.
Eliza Zea
Arequipa, Perú

 

Foto principal: Niñas actuando en el orfanato Bui Chu en Nam Dinh, Vietnam. (Sean Sprague/Vietnam)

 

maryknoll-icon-grey