Representantes de más de 174 países se reunieron en 2018 para finalizar cómo se operará el Acuerdo de París del 2015 en la cumbre climática conocida como COP24. Pero estancamiento político previno concretizar cambios necesarios para abordar la crisis climática. Además, EE.UU., Rusia, Arabia Saudita y Kuwait se opusieron a que la cumbre “acogiera con satisfacción” los hallazgos de un informe científico que exige una acción decisiva para limitar el calentamiento global a 1.5ºC en los próximos 12 años. De aumentar a 2ºC, el planeta sufrirá efectos catastróficos. Naciones también buscaron decidir contribuciones financieras para mitigar los impactos del cambio climático y ayudar a lugares que terminan bajo el agua o cuya tierra se vuelve inhabitable, sobre todo en países de pocos recursos. La sociedad civil, incluidas las organizaciones religiosas, protestaron por los débiles resultados de la cumbre climática. Después que Brasil revocó su invitación a la próxima cumbre, Chile ofreció organizarla este año.

Para leer la nota completa  sobre la COP24 (en inglés), vaya a: https://maryknollogc.org/resources/newsnotes/january-february-2019-newnotes 

La Oficina de Asuntos Globales de Maryknoll expresa la posición de Maryknoll en debates sobre políticas públicas en Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y ante el gobierno de Estados Unidos y otros países, con el propósito de ofrecer educación en temas de paz y justicia social, la integridad de la creación y abogar por la justicia social, económica y del medio ambiente.

Visita maryknollogc.org