Richard Olson es un agricultor urbano que ayuda a proporcionar alimentos saludables para su comunidad en Appalachia. (Octavio Durán, O.F.M./Kentucky)

Estimado Padre Raymundo

Un saludo a usted y a todos los misioneros. Yo oro por ustedes todos los días, pidiéndole a Dios que los acompañe en su misión, donde dan todo a Dios para ver un mundo lleno de paz y unión. Hace poco, me dio mucho gusto conocer a misioneros Maryknoll que celebraron la Santa Misa en mi parroquia en Chicago. Gracias por enviarme la revista Misioneros. Que Dios y la Virgen María los cuide en todo momento y les ayude siempre en su misión para que continúen llevando la Eucaristía al mundo. Le pido a Dios que permita siempre que crezca la fe en los jóvenes para que puedan ser discípulos de Cristo y ayuden en la necesidad que hoy existe. Dios les bendiga.
Fernanda Muñoz, | Chicago, IL

 

Estimado Padre Raymundo

Que Dios nuestro Señor les siga dando mucha fortaleza a todos los misioneros Maryknoll que sirven en países más pobres del mundo. Y muchas felicitaciones a todos los patrocinadores Maryknoll que con su ayuda generosa hacen posible que se haga realidad los sueños de tantos seres indefensos.
Ma Rangel | Vía Facebook

 

Estimado Padre Raymundo

Considero que es inhumano la actuación de los oficiales de inmigración en la frontera entre Estados Unidos y México. No hay necesidad de usar la violencia para impedir que se cruce la frontera y evitar que los inmigrantes sin papeles entren a Estados Unidos. Es triste ver a familias suplicando un ingreso o arriesgando sus vidas para cruzar. En momentos difíciles, se les agradece a los voluntarios que intentan ayudar en la frontera dejando galones de agua y latas de alimentos, pero también se les castiga con multas. La ayuda humanitaria de estas personas de buen corazón tendría que ser premiada. Tal vez Dios algún día les recompense a estos seres humanos de buen corazón y abra las puertas del Reino de Dios a los que buscan refugio.
Liliana Cortez | San Juan, P.R.

 

Estimado Padre Raymundo

Después de leer la revista Misioneros, me alegra saber que están publicando temas de interés para nuestra comunidad. Inspirar a los jóvenes por medio de los artículos a seguir su misión y fortalecer su fe es importante. Los Padres y Hermanos Maryknoll siempre están en mis pensamientos y en mis oraciones. Les agradezco por compartir con nosotros su obra misionera.
Manuel Pérez | Los Ángeles, California