Mural de persona usando su teléfono en Perú. (Flickr.com, Nicolas Nova/Perú)

Ex misionera laica Maryknoll Christine Perrier reflexiona sobre cómo hacer conexiones significativas en una cultura global distraída por las redes sociales: La brecha tecnológica entre las personas en Estados Unidos y personas en países pobres está desapareciendo, creando un sentido engañoso de progreso. En Puno, Perú, he notado una creciente obsesión con las redes sociales, como Facebook. Vivimos en una realidad tecnológica posmoderna que tiene el potencial de crear diálogo intercultural, tolerancia y comprensión, lo que lleva a un mundo más lleno de paz. Pero, el aumento de la tecnología ha disminuido el diálogo entre las personas. Hace poco, una adolescente en Juliaca se suicidó mientras escribía sobre eso en Facebook. Me pregunto cuánto más nos absorben las redes virtuales. Los discípulos de Jesús fueron enviados con una sola palabra, PAZ, que es fruto de un espíritu vivido en confianza en Cristo y semilla de nuevas relaciones no violentas.

Para leer la reflexión completa, vaya a la página de Maryknoll Office for Global Concerns.

La Oficina de Asuntos Globales de Maryknoll expresa la posición de Maryknoll en debates sobre políticas públicas en Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y ante el gobierno de Estados Unidos y otros países, con el propósito de ofrecer educación en temas de paz y justicia social, la integridad de la creación y abogar por la justicia social, económica y del medio ambiente.

Visita maryknollogc.org