Miembros de MOGC y otras asociaciones religiosas oran en una vigilia por la protección de niños migrantes encarcelados. (Dan Moriarty/Washington DC)

En diciembre 2019, al año de la muerte de Jakelin Caal Maquin y por el Día Internacional de Derechos Humanos, grupos religiosos y de defensa de inmigrantes denunciaron los sistemas inhumanos que permitieron la muerte de Jakelin y de seis otros niños que murieron bajo custodia de EE.UU. o inmediatamente después de su liberación. También oraron por el desarrollo de un proceso de inmigración justo, que proteja a los vulnerables.

Miembros del Caucus Hispano del Congreso condenaron el trato hacia niños migrantes y la negativa de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP en inglés) a administrar la vacuna contra la gripe a personas detenidas. Tres de las muertes de los niños migrantes se relacionaron con la gripe. Según las autopsias, los otros niños migrantes murieron por problemas de salud que, según activistas, reflejan una tendencia de atención médica deficiente para detenidos.

Para leer el reporte completo (en inglés), vaya a «Outcry Against Deaths of Migrant Children».

La Oficina de Asuntos Globales de Maryknoll expresa la posición de Maryknoll en debates sobre políticas públicas en Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y ante el gobierno de Estados Unidos y otros países, con el propósito de ofrecer educación en temas de paz y justicia social, la integridad de la creación y abogar por la justicia social, económica y del medio ambiente.

Visita maryknollogc.org