Iran flag (Pixabay image)

La Oficina de Asuntos Globales de Maryknoll y organizaciones de fe firmaron un comunicado en enero de 2020 oponiéndose a más agresiones violentas hacia Irán. Parte de la declaración dice: “Instamos a la Administración a alejarse del borde de la guerra. Nuestras comunidades de fe ven la futilidad de la guerra y su poder para deshumanizar. Sabemos que el florecimiento humano implica romper ciclos de violencia, ser valientes constructores de paz y centrarse en las causas profundas del conflicto. El conflicto violento es un camino de destrucción mutua. En cambio, todos los actores deben avanzar de una manera que defienda nuestra sagrada dignidad humana”. También llamaron a un retorno al proceso diplomático, a reafirmar los poderes del Congreso de los Estados Unidos y apoyando acciones no violentas. “Exhortamos a Estados Unidos a trabajar por una paz duradera con Irán”, continuó la declaración.

Para leer la versión completa del comunicado (en inglés), vaya a “Faith Statement on Escalating Violence with Iran”.

La Oficina de Asuntos Globales de Maryknoll expresa la posición de Maryknoll en debates sobre políticas públicas en Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y ante el gobierno de Estados Unidos y otros países, con el propósito de ofrecer educación en temas de paz y justicia social, la integridad de la creación y abogar por la justicia social, económica y del medio ambiente.

Visita maryknollogc.org