Por Rhina Guidos, Catholic News Service

WASHINGTON (CNS) — Algunas escuelas católicas, así como una parroquia de New Jersey expresaron su dolor, pero también ofrecieron oraciones después del asesinato de Daniel Anderl, de 20 años de edad, hijo de una juez federal, quien estudiaba en la Universidad Católica de América en Washington.

Daniel murió a causa de un disparo en el corazón cuando un tirador entró en la casa de su familia en North Brunswick Township, New Jersey, el 19 de julio.

Mark Anderl, padre de Daniel y esposo de la Esther Salas, juez del Tribunal de Distrito de Nueva Jersey, también resultó herido en el ataque, pero su condición es estable.

The New York Times informó el 20 de julio que las autoridades federales están considerando al abogado Roy Den Hollander como posible sospechoso en el ataque. Den Hollander, que se había descrito a sí mismo como «anti-feminista», apareció muerto cerca de Liberty, Nueva York, un día después del ataque y las autoridades, según las agencias de noticias, piensan que se suicidó. Había defendido un caso ante la juez.

Se dice que la familia pertenece a la parroquia San Agustin de Canterbury en Kendall Park, New Jersey, de la diócesis de Metuchen y que Daniel Anderl asistió a la escuela parroquial allí.

«Con el corazón bajo el peso del dolor, y con mucha tristeza, lamentamos comunicarles que Danny Anderl, de la clase de 2014, pasó a la casa del Señor ayer», dijo la escuela San Agustín de Canterbury en una nota del 20 de julio en Facebook acompañada de una foto de graduación de Daniel cuando era niño.

«Danny había asistido a San A. desde el primer grado y él y su familia eran también feligreses», decía la nota. «Por favor, recuerden a Danny, su papá y su mamá, la juez Salas, en sus oraciones en este momento de sufrimiento. Que Danny descanse en paz en los brazos amorosos de nuestro Señor para toda la eternidad. Te extrañamos, Danny, el nuevo ángel del cielo».  

La diócesis de Metuchen también expresó dolor por la muerte y dijo que el obispo James F. Checchio pidió a las diversas comunidades católicas a las que pertenecía la familia que se uniesen en oración.

«Nuestros corazones se sienten abrumados por la trágica pérdida de Dan Anderl, hijo de la juez de distrito de Estados Unidos Esther Salas y la herida de su padre, Mark Anderl», dijo la diócesis. «El obispo Checchio nos pide a todos que nos unamos en oración con la parroquia y las familias de la escuela de San Agustín de Canterbury donde participa la familia y donde Dan asistió a la escuela elemental, y también la St. Joseph High School en Metuchen, New Jersey, y la Universidad Católica de América.

«Oramos y lloramos por la familia y amigos de las víctimas afectadas por esta tragedia sin sentido. Que sientan la presencia sanadora de Cristo y encuentren consuelo y paz en el Señor».

Daniel Anderl se preparaba para comenzar su tercer año de colegio universitario en las próximas semanas y John Garvey, presidente de la Universidad Católica dijo en una declaración que estaba en shock por la «trágica» noticia de la muerte.

«Todos lloramos y lamentamos esta pérdida de nuestra comunidad universitaria», dijo Garvey, añadiendo que el capellán de la universidad, el padre Jude DeAngelo, celebraría misa el 20 de julio por la familia.  

Quienes los conocían contaron anécdotas sobre la generosidad de la familia. Un antiguo compañero de clase dijo que la familia lo había acogido cuando su casa sufrió graves daños durante el huracán Katrina en 2005, y que eran miembros activos de la iglesia, conocidos por su bondad. Un vecino le contó al periódico The New York Times cómo Anderl el mayor le llevó artículos para limpiar después de una tormenta de nieve.

Los informes de prensa han dicho que un hombre con un uniforme de Fed Ex se acercó a la casa antes de abrir fuego.  

Salas, la primera latina en servir como juez federal en New Jersey, fue confirmada como juez de distrito en 2011 y en la actualidad preside en un caso que implica al abusador sexual Jeffrey Epstein, quien se suicidó el año pasado mientras esperaba el juicio por abuso sexual de menores.

Salas, cuya corte está basada en Newark, New Jersey, había sido asignada al caso presentado por el Departamento de Servicios Financieros del estado de Nueva York, que acusaba al Deutsche Bank de no haber detectado diversas transacciones sospechosas realizadas por Epstein. El esposo de la juez es también abogado defensor en casos criminales.

Daniel era su hijo único.

Imagen destacada: Daniel Anderl aparece en esta foto con el obispo James F. Checchio de Metuchen, Nueva Jersey, en esta foto de 2018. El hijo de 20 años de edad de la juez federal Esther Salas de Nueva Jersey, fue asesinado en su casa de North Brunswick el 19 de julio de 2020 y su padre fue herido. (Captura de pantalla de CNS-St. Joseph High School)