Iglesia Responde cuando Huracán Eta Impacta Centroamérica
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por David Agren

CIUDAD DE MÉXICO — Cáritas, la agencia de acción caritativa de la iglesia, ha estado respondiendo al huracán Eta, el cual causó estragos en Nicaragua el 3 de noviembre e incrementó el riesgo de provocar devastadoras inundaciones y destrucción a su paso por Centroamérica.

El huracán Eta tocó tierra en la Costa de Mosquito, al noreste de Nicaragua, cerca del municipio de Puerto Cabezas, donde fuertes vientos arrancaron los techos de los edificios.

El padre Francisco Chavarría, director de Cáritas en Nicaragua, le dijo a Catholic News Service que la agencia estaba trabajando con las parroquias a lo largo del Rio Coco, el cual demarca la frontera con Honduras y donde habitan los pueblos indígenas Mayangna y Miskito.

La pandemia del SIDA en Kenya preparó al Padre Maryknoll Richard Bauer para ofrecer guías a trabajadores de salud ante cualquier pandemia.

Unos hombres empujan un automóvil a través de las inundaciones en La Lima, Honduras, el 5 de noviembre de 2020, que dejó el huracán Eta, que fueron azotados por la lluvia. (Foto CNS/Jorge Cabrera, Reuters)

Cáritas Nicaragua estuvo trabajando con el apoyo de Trócaire –la agencia para el desarrollo internacional de la Iglesia Católica de Irlanda– y Catholic Relief Services, la agencia de ayuda y desarrollo internacional de los obispos de EE.UU.

El obispo auxiliar Silvio José Báez de Managua, Nicaragua, tuiteó el 2 de noviembre lo siguiente: «Elevo mi oración al Señor por nuestros hermanos del Caribe al norte de Nicaragua ante la inminente llegada del huracán Eta. Qué Dios proteja a los habitantes de la región y al pueblo nicaragüense que ha sufrido tanto».

Por lo menos 19 capillas se han estado utilizando como albergues, así como un seminario y un convento carmelita –según un documento de planificación de Cáritas.

El huracán Eta se fortaleció a categoría 4 con vientos sostenidos de 110 millas por hora, mientras se iba desplazando lentamente a lo largo de la costa de Nicaragua. Tocó tierra como una tormenta de categoría 2 –según reportes.

Decenas de personas se encuentran paradas frente a las inundaciones en La Lima, Honduras, el 5 de noviembre de 2020, en lo que dejó el huracán Eta. (Foto CNS/Jorge Cabrera, Reuters)

Representantes de Cáritas afirman que los huracanes son comunes en Centroamérica, pero una tormenta tan fuerte no ha azotado la región desde que el huracán Mitch generó una precipitación sin precedentes en Centroamérica en 1998, dejando 9,000 muertos y causando un daño enorme a la propiedad e infraestructura.

En Honduras, inundaciones en el sector norte del país se han reportado como una depresión tropical previa a la pronta llegada del huracán Eta.

El Padre Maryknoll Richard Bauer muestra los cuatro puntos de su protocolo para trabajadores de la salud durante una pandemia.

Una mujer amamanta a su hijo mientras está sentada en su cama afuera de un área inundada en La Lima, Honduras, el 5 de noviembre de 2020, durante un descanso después del paso del huracán Eta. (Foto CNS/Jorge Cabrera, Reuters)

Las parroquias, las cuales formaron equipos para responder a la pandemia del coronavirus, estaban listas para actuar nuevamente, según el padre Germán Calix, director de Cáritas Honduras.

Las lluvias este año, dijo, llegaron después de cuatro años de sequía y ayudaron a los agricultores, pero más precipitación podría causar deslizamientos de tierra y otros desastres.

Imagen destacada: Una familia atraviesa las inundaciones en La Lima, Honduras, el 5 de noviembre de 2020, que dejó el huracán Eta. (Foto CNS/Jorge Cabrera, Reuters)

About the author

Servicio Católico de Noticias (CNS)

Derecho de autor ©2019 Catholic News Service/U.S. Conference of Catholic Bishops.www.catholicnews.com. Todos los derechos reservados. El servicio de noticias más antiguo y más grande especializado en informar sobre religión, CNS es la principal fuente de noticias nacionales y mundiales que aparece en la prensa católica de Estados Unidos. Para solicitar permiso para volver a publicar o redistribuir el contenido del CNS, comuníquese con la oficina de permisos en cns@catholicnews.com.

Ediciones Archivadas