Nuncio le dice a pueblo mexicano asediado: la Iglesia está con ustedes  
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por David Agren, Catholic News Service

CIUDAD DE MÉXICO (CNS) – El arzobispo Franco Coppola, embajador pontificio en México, viajó recientemente a un pueblo asediado por cárteles de drogas para reiterar el compromiso de la Iglesia de servir a poblaciones que sufren violencia.

El embajador, o nuncio, también quería elevar la consciencia de la situación en Aguililla, una ciudad del oeste del estado de Michoacán, donde los cárteles de drogas han peleado unos con otros y bloqueado las carreteras, impidiendo a los residentes viajar libremente y causando escasez de todo, desde alimentos a petróleo.

“En la Iglesia, no podemos implicarnos en la guerra, pero podemos asistir a los heridos, al pueblo. Mi visita es para que la gente sienta que la iglesia está cerca, que no están solos y que no se les abandonará”, dijo el nuncio en Aguililla, donde encabezó una procesión y celebró misa por el pueblo el 23 de abril. “La Iglesia debe estar al lado del pueblo, no huyendo”.

La visita del nuncio a Aguililla ofreció un breve respiro de la violencia que atrapa a la región, que está siendo disputada por organizaciones criminales rivales: Cárteles Unidos y el Cártel de la Nueva Generación de Jalisco.

La situación se convirtió tan extrema en Aguililla, que se encontraron ocho cuerpos decapitados anteriormente en abril, y un cartel usó un dron para lanzar explosivos contra la policía. El nuncio dijo que había compartido la noticia de las decapitaciones en las redes sociales y que su cuenta había sido suspendida temporalmente.

Fotógrafos toman fotografías del frente acribillado a balazos de una casa abandonada cerca de Aguililla, México, el 23 de abril de 2021. Los cárteles de la droga se han enfrentado entre sí y han bloqueado carreteras en la ciudad, lo que deja a los residentes sin poder viajar libremente y provocando escasez de todo, desde alimentos combustible. (Foto del CNS / Alan Ortega, Reuters)

Fotógrafos toman fotografías del frente de una casa abandonada acribillada a balazos cerca de Aguililla, México, el 23 de abril de 2021. (Foto del CNS / Alan Ortega, Reuters)

La visita también arrojó luz sobre la terrorífica violencia de los problemas aparentemente insondables de México con el crimen organizado y la preferencia del gobierno de quitar importancia a lo que está ocurriendo.

El arzobispo Coppola dijo que funcionarios del Secretariado de Relaciones Exteriores le pidieron, “Por favor, no hable tanto de la violencia en México porque daña el turismo”.

Un portavoz del Secretariado de Relaciones Exteriores dijo que la petición habría ocurrido durante la administración del anterior presidente Enrique Peña Nieto, que dejó su cargo el 30 de noviembre de 2018. El actual presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el nuncio, ha enviado cartas al papa pidiendo ayuda en “la lucha contra el crimen y la violencia en México… Me ha preguntado por esto en diversas ocasiones, y la Iglesia está respondiendo”.

La visita también destacó la ausencia del gobierno en muchos rincones conflictivos del país, lo cual abre espacio para la operación de grupos delictivos.

“Es muy importante que se sepa lo que está ocurriendo aquí. Los malos se aprovechan del silencio”, dijo el arzobispo Coppola. “En Italia, sabemos que la mafia prospera donde el estado no está presente. Ahí es donde los intereses particulares tratan de tomar el control”.

Un convoy de la policía estatal patrulla una carretera cerca de Aguililla, México, el 23 de abril de 2021, luego de la visita del arzobispo Franco Coppola, nuncio apostólico en México. Los carteles de la droga se han enfrentado entre sí y han bloqueado las carreteras de la ciudad, lo que ha dejado a los residentes sin poder viajar libremente y provocando escasez de todo, desde alimentos hasta combustible. (Foto del CNS / Alan Ortega, Reuters)

Una escolta de la policía estatal patrulla una carretera cerca de Aguililla, México, el 23 de abril de 2021, luego de la visita del arzobispo Franco Coppola, nuncio apostólico en México.  (Foto del CNS / Alan Ortega, Reuters)

El nuncio viajó a Aguililla con el obispo Cristóbal Ascencio García de Apatzingán, pasando a través de comunidades muy golpeadas por la violencia. La gente del pueblo se alineó a lo largo de la ruta para ver pasar a los eclesiásticos en un camión blanco con banderas del Vaticano y para recibir bendiciones.

Los medios de comunicación mexicanos informaron que la policía estatal controlaba cinco controles en la carretera, que habían sido bloqueados o destrozados por grupos criminales. La carretera se cerró de nuevo después de la visita del nuncio.

La situación se ha vuelto tan desesperada en Aguililla, que los medios mexicanos informan que más de 1,500 personas han huido de la región.

El padre Andrés Larios, sacerdote de la diócesis de Apatzingán, dijo el mismo día de la visita del nuncio, que se les había pedido a los sacerdotes de Aguililla su firma en 20 cartas para personas que deseaban pedir asilo en los Estados Unidos.

Imagen destacada: El arzobispo Franco Coppola, nuncio apostólico en México, regala un rosario a un niño durante una visita a Aguililla el 23 de abril de 2021. Los cárteles de la droga se han enfrentado entre sí y han bloqueado carreteras en la ciudad sitiada, dejando a los residentes sin poder viajar libremente y provocando escasez de todo, desde comida hasta combustible. (Foto del CNS / Alan Ortega, Reuters)

About the author

Servicio Católico de Noticias (CNS)

Derecho de autor ©2019 Catholic News Service/U.S. Conference of Catholic Bishops.www.catholicnews.com. Todos los derechos reservados. El servicio de noticias más antiguo y más grande especializado en informar sobre religión, CNS es la principal fuente de noticias nacionales y mundiales que aparece en la prensa católica de Estados Unidos. Para solicitar permiso para volver a publicar o redistribuir el contenido del CNS, comuníquese con la oficina de permisos en cns@catholicnews.com.

Ediciones Archivadas