Funcionario del Vaticano dice que aún se necesita más trabajo pro-vida

Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Cindy Wooden, Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO— Una celebración verdaderamente provida de la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos que anula Roe v. Wade debiera liderar esfuerzos de cooperación para aprobar una legislación que proteja la vida, los derechos de las mujeres y la maternidad, dijo un editorial en Vatican News y L’Osservatore Romano, el periódico del Vaticano.

Esos esfuerzos deben incluir encontrar formas de proteger la salud materna y reducir la tasa de mortalidad materna, ayudar a las mujeres pobres, proporcionar o ampliar la licencia familiar remunerada y controlar el acceso a las armas en el país, dijo el artículo escrito por Andrea Tornielli, director editorial del Dicasterio Vaticano para la Comunicación.

El Vaticano publicó el editorial el 25 de junio, un día después de que la Corte Suprema dictaminara que no existe un derecho constitucional al aborto en Estados Unidos, otorgándole a cada estado, individualmente, el poder de legislar el aborto.

El fallo judicial, escribió Tornielli, “podría brindar una oportunidad para reflexionar sobre la vida, la protección de los indefensos y los descartados, los derechos de las mujeres y la protección de la maternidad».

Durante todo su pontificado, dijo el editorial, el Papa Francisco ha abogado por la protección de toda vida humana, incluyendo las vidas de los niños nonatos, «los más indefensos e inocentes entre nosotros».

«Hoy se les quiere negar su dignidad humana en orden a hacer con ellos lo que se quiera, quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo.», escribió el papa en «La Alegría del Evangelio», su exhortación apostólica de 2013, que estableció la visión y las prioridades para este pontificado.

La defensa de la vida por nacer “está íntimamente ligada a la defensa de cualquier derecho humano”, escribió el papa. “Implica la convicción de que un ser humano es siempre sagrado e inviolable, en cualquier situación y en cada etapa de su desarrollo”, continuó.

Tornielli escribió que “una reflexión seria y compartida sobre la vida y la protección de la maternidad requeriría que nos alejáramos de la lógica de la oposición a los extremismos y la polarización política que a menudo, desafortunadamente, acompaña la discusión sobre este tema, impidiendo un verdadero diálogo».

«Ser provida, siempre, por ejemplo, significa preocuparse si aumentan las tasas de mortalidad de las mujeres debido a la maternidad», escribió. «En Estados Unidos, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la tasa de mortalidad materna ha pasado de 20,1 muertes de mujeres por cada 100.000 nacidos vivos en el 2019 a 23,8 por cada 100.000 en el 2020. Y, sorprendentemente, la tasa de mortalidad materna para las mujeres negras en el 2020 fue de 55,3 muertes por cada 100.000 nacidos vivos, 2,9 veces la tasa para las mujeres blancas».

Ser provida también significa ayudar a las mujeres embarazadas a dar la bienvenida a una nueva vida, lo que requiere una respuesta a los estudios que muestran que en Estados Unidos «alrededor del 75% de las mujeres que tienen abortos viven en la pobreza o tienen salarios bajos».

Además, señaló que «el 16% de los empleados de la industria privada tienen acceso a la licencia parental remunerada, según un estudio publicado en Harvard Review of Psychiatry» en el 2020. «Casi una de cada cuatro nuevas madres que no tienen derecho a una licencia remunerada se ve obligada a regresar al trabajo dentro de los 10 días posteriores al parto».

“Estar siempre a favor de la vida”, escribió Tornielli, “también significa defenderla contra la amenaza de las armas de fuego, que desafortunadamente se han convertido en una de las principales causas de muerte de niños y adolescentes en Estados Unidos”.

Tornielli expresó tener esperanza en que los debates posteriores a la decisión judicial «no se reduzcan a una confrontación ideológica, sino que nos impulsen a todos, a ambos lados del océano, a reflexionar sobre lo que significa acoger la vida, defenderla y promoverla con una legislación adecuada».

Imagen destacada:Gente reza cerca de la Corte Suprema en Washington el 24 de junio de 2022, cuando la corte anuló la histórica decisión de aborto Roe v. Wade en su fallo en el caso Dobbs, sobre una ley de Mississippi que prohíbe la mayoría de los abortos después de 15 semanas. (Foto de CNS/Tyler Orsburn)

About the author

Servicio Católico de Noticias (CNS)

Derecho de autor ©2019 Catholic News Service/U.S. Conference of Catholic Bishops.www.catholicnews.com. Todos los derechos reservados. El servicio de noticias más antiguo y más grande especializado en informar sobre religión, CNS es la principal fuente de noticias nacionales y mundiales que aparece en la prensa católica de Estados Unidos. Para solicitar permiso para volver a publicar o redistribuir el contenido del CNS, comuníquese con la oficina de permisos en cns@catholicnews.com.

Contactar al Editor

Póngase en contacto con el editor - Widget

Ediciones Archivadas