(Clic para ampliar la imagen)

Caminos de Misericordia

Meditación fotográfica por Joseph R. Veneroso, M. M.

Para el hambriento, la misericordia llega como una comida caliente
Para las personas sin hogar, como un lugar seguro para dormir
Para los pobres, en ropa nueva
Para aquellos que tienen sed, en agua limpia

Para los enfermos, la misericordia viene como una mano que cura
Para el que sufren, en una presencia pacífica
Para los envejecientes, en un oído comprensivo
Para el extraviado, en una voz que guía

Para los que están solos, la misericordia viene en una visita
Para los temerosos, en una calma tranquilizadora
Para el refugiado, en una cálida bienvenida
Para el prisionero, en un espíritu que renace

Para los desempleados, la misericordia llega en el trabajo largamente esperado
Para los que fallan, en una segunda oportunidad
Para el adicto, en los doce pasos a la libertad
Para los moribundos, en la esperanza inquebrantable

Por tanto, la misericordia nos llega a todas las personas
en la forma en la que más la necesitamos
Es nuestro deber como seguidores de Jesús
Traer, convertirnos, ser la misericordia
para todos los que conocemos.

maryknoll-icon-grey