(click on image to enlarge)

Día de Lo Vacío

Meditación del Sábado Santo
Por Joseph R. Veneroso, M.M.

El altar despojado, la luz de la vigilia apagada,
el tabernáculo abierto y vacío
se mofan de nosotros
con la ausencia de Dios.

Acércate, cristiano,
acércate y siéntate
en silencio y en soledad
y sobreponte a la renuencia y el miedo.

Abre tu corazón bloqueado y escucha
los ecos del dolor eterno
que resuenan a través del universo
desde una Cruz ahora abandonada.

Resiste el impulso de hablar.
Resiste el impulso de pensar.
Resista el impulso de orar.
Resiste el impulso de huir.

Nuestra esperanza, nuestra paz
nuestra vida, nuestro Salvador
yace muerto y enterrado
en una tumba prestada.

Siéntate shiva con la Santísima Madre
y los pocos discípulos que quedan
sin nada más que hacer o decir
que esperar.

maryknoll-icon-grey