(click on image to enlarge)

Madre de Los Dolores

Por Joseph R. Veneroso, M.M.
Con el corazón perforado sabiendo que su hijo
algún día sufriría y ella
estaría impotente de defenderlo,
mucho menos ayudarlo.

Huyendo de una muerte segura,
sin saber a dónde ir ni qué
pudiera pasar, ni quién
podría darle la bienvenida o rechazarla.

Enferma de preocupación buscando
a su hijo perdido,
temiendo que crueles extraños
puedan apresarlo o hacerle daño,
o algo peor.

Cara a cara, mirada a mirada
de corazón a corazón, ellos
se comunicaron un amor tan lleno
de dolor, que ninguna palabra puede expresar.

Si ella pudiera cambiar de lugares
y morir a cambio, su dolor y sufrimiento
sería mucho menor
que su angustia en la vigilia.

Sin vida ahora el cuerpo que ella dio a luz
sin aliento, magullado y roto;
una caricia más, un último abrazo
un largo y final dejarlo ir.

Mira cuán suavemente,
oh tan suavemente, ella cubre
el cuerpo frío con una mortaja.
Como una vez con pañales
ella envolvió el tesoro de su corazón.

maryknoll-icon-grey