(click on image to enlarge)

Es Posible que Nunca Sepamos

Reflexión fotográfica sobre padres y madres
Por Joseph R. Veneroso, M.M.

Es posible que nunca sepamos…

cuánto sacrificaron
para poner un techo sobre nuestras cabezas
comida en la mesa
ropa en nuestros cuerpos y
libros en nuestras manos.

Es posible que nunca sepamos…

Cuántas horas se sentaron
en nuestras camas esperando
que pase nuestra fiebre,
o en el mueble
hasta que suene el teléfono,
o en la puerta
hasta que llegue nuestra carta
diciendo: “Los extraño,
¡mamá y papá!”

Es posible que nunca sepamos…

sus pensamientos cuando nos fuimos de casa,
sus oraciones por nuestro regreso seguro,
sus lágrimas al pensar
que llegaría el día
de una despedida sin fin.

¿Se cumplieron sus esperanzas y sueños?
¿Sus oraciones por todos nosotros
fueron escuchadas?
¿Sus decepciones por nosotros,
muy pocas para nombrarlas?
¿Su fe en nosotros, inquebrantable?

Es posible que nunca lo sepamos.

maryknoll-icon-grey