Estimado Padre Raymundo

Quiero extender mis felicitaciones a Lidia Chuc, peregrina de Totonicapán, Guatemala, quien fue a la Jornada Mundial de la Juventud. A través de la página de Facebook de la revista Misioneros la conocí y pude escuchar su testimonio. Lidia, disfruta tu juventud a lo máximo, tal como lo estás haciendo ahora. Nuestra Iglesia necesita muchos discípulos misioneros como tú para evangelizar a los más necesitados. Espero que hayas tenido un feliz retorno a nuestra linda Guatemala.

Santos Tumax | Vía Facebook

 

Estimado Padre Raymundo

Tenemos que prestar atención a la situación actual de los jóvenes. Ellos necesitan buenos ejemplos, valores, amor, formación religiosa y educación para convertirse en buenas personas. Es decir, tenemos que ser capaces de brindarles todos los recursos necesarios, amor y esperanza para que, en el proceso de aprendizaje y formación, se reencuentren con el amor de Dios y los valores esenciales de una sociedad justa.

Manuel Rosales | Los Ángeles, California

 

Estimado Padre Raymundo

Admiro esa hermosa expresión de religiosidad popular que podemos observar en nuestros hermanos hispanos. Los Hispanos celebran diversas festividades católicas como la Virgen de Guadalupe, el Señor de los Milagros, el Niño Divino o la Virgen de la Nube. Esas tradiciones son tan bellas que expresan con vigor la gran fe de los feligreses. Esperamos que estas tradiciones religiosas se mantengan en el futuro para que la fe y el amor a Dios se fortalezcan.

María Solano | Tampa, Florida

 

Estimado Padre Raymundo

Una de las cosas que más aprecio es el esfuerzo de los misioneros alrededor del mundo que trabajan para el bienestar del prójimo. Es reconfortante saber que alguien en este mundo se preocupa por las necesidades y luchas de los más vulnerables. Por medio de la Biblia, Dios nos enseña a amarnos y ayudarnos los unos a otros. Me alegra saber que los misioneros Maryknoll están ayudando a los más pobres por medio de diversos proyectos. Eso me hace sentir que Dios está presente en nuestras vidas.

Pedro Salazar | Paterson, Nueva Jersey

 

Estimado Padre Raymundo

En el artículo del seminarista Maryknoll John Siyumbu en la edición de marzo/abril de revista Misioneros, puedo reconocer a los verdaderos apóstoles del Señor que dejan todo por ir a servir a Dios. No como otros autodenominados apóstoles que dentro de su comodidad sólo andan ofreciendo prosperidad.

Iris Pérez | Vía Facebook

 

CORRECCIÓN:

En el artículo “¿Un poquito locos?” de la edición de marzo/abril cometimos un error al escribir el primer nombre del autor. Él es Meinrad. Lamentamos la equivocación.