Estimado Padre Raymundo:
Tuve la oportunidad de conocer y aprender mucho de los misioneros Maryknoll en Petén, Guatemala. Recuerdo que fueron tiempos muy difíciles por el conflicto armado interno, sin embargo el amor por el prójimo y por los más necesitados siempre estuvo por encima de toda dificultad. Allí conocí el trabajo compasivo y de justicia social de los sacerdotes Maryknoll y sobre todo del Padre Maryknoll Joseph P. La Mar, a quién recordamos con mucha gratitud y aprecio.
Manuel Méndez
Vía Facebook

Estimado Padre Raymundo:
De parte de los Afiliados Maryknoll de Perú, le enviamos un saludo muy especial al Padre Maryknoll Stephen Judd, quien recientemente celebró sus 40 años de sacerdocio. Admiramos mucho su larga trayectoria como misionero y pedimos que Dios lo acompañe en su jornada misionera.
María Farfán
Vía Facebook

Estimado Padre Raymundo:
Sentí una gran emoción al leer sobre la beatificación del Padre Stanley Francis Rother en Oklahoma City el pasado septiembre, la alegría de esa celebración resplandeció en Santiago Atitlán, Guatemala. Ejemplar la vida de este santo sacerdote. En mi ciudad tuvimos la bendición de conocer el trabajo y la labor misionera de muchos misioneros como los Padres y Hermanos Maryknoll. Dios los siga bendiciendo.
Rosario Chuuni
Vía website

Estimado Padre Raymundo:
Vivimos en una sociedad que ha perdido completamente todos los valores, el respeto y la dignidad. Somos cómplices de una sociedad fría que tristemente nos aboca a tener que defendernos de nuestro prójimo y a desconfiar de todo el mundo. Necesitamos inculcar en nuestros hijos e hijas el amor al prójimo, la fe en Dios y sobre todo el respeto mutuo. Padre, le pido a usted y todos los misioneros Maryknoll que por favor oren por un mundo lleno de paz y armonía.
Manuel Aranda
Paterson, Nueva Jersey

Estimado Padre Raymundo:
Mis mejores saludos para el Padre Maryknoll Frederick Hegarty desde Cañete, Chile. Muchas gracias por su incansable labor misionera y aporte al mundo rural en Chile. ¡Dios lo bendiga siempre!
Claudio Ramiréz
Vía Facebook

Estimado Padre Raymundo:
Que bueno saber que los misioneros Maryknoll están presentes en las redes sociales y en el internet. No cabe duda que vivimos en una era de las nuevas tecnologías. No quiero negar las utilidades y facilidades que estas innovaciones nos han aportado. Sin embargo, me preocupa el tiempo que pasamos la mayoría pegados a una pantalla. Espero que no dejemos de vivir en el mundo real por “vivir” en las redes sociales.
Maribel Morales
Los Ángeles, California

Foto principal: Obispo Maryknoll James E. Walsh en Shangai, China, en 1960. (Maryknoll Mission Archives)

 

maryknoll-icon-grey