PADRES Kim y Latouf se zambullen en la cultura de Hong Kong

Como otros sacerdotes Maryknoll sirviendo en misiones extranjeras, los Padres Peter Latouf y Daniel Kim pasaron su primer año de sacerdocio estudiando el lenguaje y la cultura de la región administrativa especial de Hong Kong.

“Creo que el estudio está dando frutos”, dice el padre Latouf después de celebrar su primera Misa en el dialecto cantonés que habla la gente allá. La congregación de su parroquia, Santo Tomás Apóstol, incluso entendió una broma que hizo durante su homilía, agrega contento.

“Durante la semana, mi enfoque es estudiar”, dice el padre Latouf, 34. “Pero en la parroquia, celebro Misas en inglés y cantonés y a veces ayudo con los grupos juveniles en inglés”.

El Padre Maryknoll Peter Latouf
El Padre Maryknoll Peter Latouf
El Padre Maryknoll Peter Latouf
El Padre Maryknoll Peter Latouf

El Padre Maryknoll Peter Latouf está empezando su vida sacerdotal sirviendo en la parroquia Santo Tomas Apóstol—mientras aprenden el idioma de su nuevo campo misionero. (Nile Sprague/Hong Kong)

“Estoy despertándome en un país extranjero, una cultura extranjera y aún no manejo el idioma, así que cada día es un desafío desde que salgo de la casa”, dice el padre Kim, 36, un sacerdote de ascendencia coreana-americana. Él agrega que el cantonés es más difícil del chino mandarín que aprendió durante su entrenamiento en el extranjero, ya que el mandarín tiene cuatro tonos, mientras que el cantonés puede tener hasta nueve—lo que afecta el significado de las palabras. Pero, agrega, comunicarse con los feligreses es esencial para la labor misionera.

Como dijo San Juan Pablo II en su encíclica Redemptoris Missio, el entender y apreciar el país al que llegan es parte de la responsabilidad de los misioneros. Al insertase en el mundo sociocultural de la gente, dijo el papa, los misioneros deben aprender la lengua y las expresiones culturales de la región donde trabajan “descubriendo sus valores por experiencia directa … Solamente con este conocimiento los misioneros podrán llevar a los pueblos de manera creíble y fructífera el conocimiento del misterio escondido”.

Ambos sacerdotes se enfocan en eso mientras se acostumbran a Hong Kong y a sus nuevas responsabilidades como sacerdotes. En la parroquia Santa María, por ejemplo, el padre Kim celebra dos misas dominicales para los feligreses que hablan inglés. “Es una diócesis muy dinámica”, agrega el misionero de California. “He recibido invitaciones para dar charlas y retiros”.

Padre Maryknoll Daniel Kim
Padre Maryknoll Daniel Kim
Padre Maryknoll Daniel Kim
Padre Maryknoll Daniel Kim

El Padre Maryknoll Daniel Kim pasó su primer año de sacerdocio estudiando el lenguaje Cantonese y sirviendo en la vibrante parroquia de St. Mary’s Church en Hunghom, Kowloon, Hong Kong. Durante una visita a la celebración de la Misa dominical de las fotos, también tuvieron lugar una bendición a los servidores del altar y una Primera Comunión.

El padre Latouf agrega que ha aprendido mucho de la espiritualidad de la gente. “He podido trabajar con jóvenes” durante su preparación sacramental, dice Latouf, originario de Michigan. “El dialogar con ellos ha sido una gran experiencia”.

Consciente de sus responsabilidades sacerdotales, Kim busca estar atento a la labor del Espíritu Santo mientras continúa su preparación misionera. “Estoy viviendo en comunión con las personas a las que sirvo y con la Iglesia”, dice.

El padre Latouf dice que busca perfeccionar su cantonés para ayudar a la gente de Hong Kong y llevar la compasión de Dios en los sacramentos como sacerdote, pero también para “animar a otros a hacer el trabajo misionero del pueblo de Dios”.

Foto principal: Los Padres Maryknoll Daniel Kim (izq.) y Peter Latouf están empezando su vida sacerdotal sirviendo en diferentes parroquias de Hong Kong—como la parroquia Santo Tomas Apóstol. (Nile Sprague)