Papa Francisco se une a suplicas para detener violencia en Myanmar
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Carol Glatz, Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — A medida que las fuerzas de seguridad en Myanmar han aumentado su represión contra la población civil, con desapariciones, detenciones y el asesinato de manifestantes pacíficos, el papa Francisco pidió el fin de la violencia y el inicio del diálogo.

«Una vez más, y con mucha pena, me siento obligado a mencionar la trágica situación en Myanmar, donde tantas personas, especialmente jóvenes, están perdiendo la vida por ofrecer esperanza a su país», dijo el papa al final de su audiencia general semanal el 17 de marzo.

Sin mencionar su nombre, el papa recordó los gestos icónicos de la hermana Ann Nu Thawng, quien llegó a los titulares cuando fotografías de ella arrodillada ante la policía se publicaron internacionalmente mientras buscaba proteger a los manifestantes pacíficos y ella extendiendo los brazos pidió a la policía que no disparara ni lastimara a nadie.

«Yo también me arrodillo en las calles de Myanmar y digo: ‘Paren la violencia'», dijo el papa Francisco. «Yo también extiendo los brazos y digo: ‘Abran paso al diálogo'».

La gente sostiene velas mientras participa en una protesta nocturna contra el golpe de Estado en el cruce de Hledan en Yangon, Myanmar, el 14 de marzo de 2021. El 17 de marzo, el Papa Francisco hizo un llamamiento para el fin de la violencia y el inicio del diálogo en Myanmar, donde las fuerzas de seguridad han mató al menos a 138 personas. (Foto del CNS / Reuters)

Un grupo de personas sostiene velas mientras participa en una protesta nocturna contra el golpe de estado en el cruce de Hledan en Yangon, Myanmar, el 14 de marzo de 2021. (Foto del CNS/Reuters)

El derramamiento de sangre «no resuelve nada», dijo, repitiendo su llamado al diálogo.

Las Naciones Unidas, grupos de derechos humanos, obispos y organizaciones católicas han condenado las acciones del ejército de Myanmar, que ha seguido reprimiendo a los manifestantes desde un golpe de estado el 1 de febrero.

Según la oficina de Derechos Humanos de la ONU, hasta el 16 de marzo, al menos 138 personas, incluidos niños, habían sido asesinadas desde que comenzó el golpe, y más de 2,100 civiles habían sido detenidos, según la agencia Asociación de Asistencia a Presos Políticos.

Christine Schraner Burgener, la enviada especial de la ONU en Myanmar, condenó el continuo derramamiento de sangre mientras el ejército desafiaba los llamamientos internacionales, incluido el del Consejo de Seguridad de la ONU, a la moderación, el diálogo y el pleno respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Un hombre que recibió un disparo durante una ofensiva contra manifestantes antigolpistas muestra un saludo de tres dedos mientras lo ayudan en Thingangyun, Yangon, Myanmar, el 14 de marzo de 2021. El 17 de marzo, el Papa Francisco hizo un llamamiento para el fin de la violencia y el inicio de diálogo en Myanmar, donde las fuerzas de seguridad han matado al menos a 138 personas. (Foto del CNS / Reuters)

Un hombre que recibió un disparo durante una ofensiva contra manifestantes antigolpistas muestra un saludo de tres dedos mientras lo ayudan en Thingangyun, Yangon, Myanmar, el 14 de marzo de 2021. (Foto del CNS / Reuters)

«La brutalidad en curso, incluso contra personal médico y la destrucción de la infraestructura pública, socava gravemente cualquier perspectiva de paz y estabilidad», dijo en un comunicado el 14 de marzo. «La comunidad internacional, incluidos los actores regionales, deben unirse en solidaridad con la gente de Myanmar y sus aspiraciones democráticas».

Dijo que había escuchado relatos desgarradores de personas conocidas en Myanmar, incluso asesinatos, maltrato de manifestantes y tortura de prisioneros.

Imagen destacada: Una mujer marcha con una foto de Khant Nyar Hein, un estudiante de medicina de 17 años que fue asesinado a tiros durante la represión de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes antigolpistas, durante su funeral en Yangon, Myanmar, el 16 de marzo de 2021. El papa Francisco pidió el 17 de marzo un fin de la violencia y que comience el dialogo en Myanmar, donde las fuerzas de seguridad han matado al menos a 138 personas desde el 1 de febrero. (Foto CNS / Reuters)

About the author

Servicio Católico de Noticias (CNS)

Derecho de autor ©2019 Catholic News Service/U.S. Conference of Catholic Bishops.www.catholicnews.com. Todos los derechos reservados. El servicio de noticias más antiguo y más grande especializado en informar sobre religión, CNS es la principal fuente de noticias nacionales y mundiales que aparece en la prensa católica de Estados Unidos. Para solicitar permiso para volver a publicar o redistribuir el contenido del CNS, comuníquese con la oficina de permisos en cns@catholicnews.com.

Ediciones Archivadas