Relatos Misioneros Primavera 2021
Tiempo de lectura: 4 minutos

Era un lunes de Semana Santa en la parroquia de Ndoleleji en la Diócesis de Shinyanga en Tanzania. Después de la celebración eucarística, el catequista me dijo que una mujer muda llamada Martha quería confesarse. Martha entró a la sacristía, se arrodilló y suspiró profundamente. Cruzó sus brazos sobre su pecho y se inclinó. Ella señaló al cielo, luego apretó su corazón. Levantó los puños con ira, luego volvió a cruzar los brazos sobre el pecho y se inclinó profundamente. Repitió esto varias veces con diferentes gestos. Mientras Martha comunicaba su dolor y su deseo de volver a Dios a través de signos y gestos, sentí el amor y la misericordia de Dios poderosamente vivos en la sacristía de esa pequeña iglesia rural. Le di la absolución y un signo de paz. Experimenté el significado de las palabras del profeta Joel como nunca antes, “Arranca tu corazón y vuélvete al Señor”.

Relatos Primavera 2021: Niños en Yambio, capital del estado de Ecuatoria Occidental en Sudán del Sur, Gabe Hurrish sirve como misionero laico Maryknoll. (Gabe Hurrish/Sudán del Sur )

Ni siquiera COVID-19 ha parado mis caminatas diarias por los senderos de la jungla en Yambio, capital del estado de Ecuatoria Occidental en Sudán del Sur, donde sirvo como misionero laico Maryknoll. Usando una mascarilla y manteniendo el distanciamiento social, me encuentro con maravillosas personas comunes en el camino. Un anciano se sienta en el tocón de un árbol de teca. Lo saludo en árabe con el respetuoso movimiento de las manos habitual en esta zona. Una mujer bombea agua en el pozo y yo me acerco y la ayudo a bombear el agua. Ella no puede entender porqué la ayuda este extranjero, pero está agradecida. Luego están los niños, docenas de ellos, donde sea que vaya. Vienen corriendo y riendo con las manos sucias. Pero sus corazones son de oro puro. Los saludo con mi limitado pazande, el idioma que se habla aquí, y todos nos reímos. Ellos practican su inglés limitado conmigo y nos reímos de nuevo. Los bendigo y sigo adelante. Dios es bueno y amo estos paseos.

Gabe Hurrish, MKLM
Relatos Primavera 2021:Niña vende adornos en un mercado de Guatemala. (Sean Sprague/Guatemala )
Por más de 10 años, he pasado la tercera semana de enero como intérprete de español voluntaria con un equipo médico de Estados Unidos y Guatemala llamado Children of the Americas. Ellos van a una parte diferente de Guatemala cada año para hacer exámenes pediátricos y ginecológicos, cirugías, etc. Las reuniones con este grupo se sienten como una reunión familiar. Este año las enfermeras del pabellón de recuperación pediátrica me reconocieron como Enfermera Pediátrica Honoraria. Una noche, durante una cena, me sentí avergonzada cuando las dos suelas de mis viejas zapatillas deportivas se despegaron y se cayeron al caminar. ¡Y no había pegamento! Fue una noche bastante incómoda en el hotel, donde me sorprendieron con una celebración espontánea de mi cumpleaños 80. A la mañana siguiente, Audrey, una enfermera de los Estados Unidos, y Julio, un especialista en prótesis guatemalteco, me obsequiaron un regalo muy especial: ¡un par de zapatillas nuevas!
Bernice Kita, M.M.
Relatos Primavera 2021: Angelica Ruppe (tercera desde izq.) juega con jóvenes del Rosemiriam Dagg Center en Musoma, Tanzania. (Angelica Ruppe/Tanzania )
Trabajo en Rosemiriam Dagg Center en Musoma, Tanzania. El centro enseña a mujeres jóvenes con discapacidades o en riesgo, madres solteras o con VIH/SIDA, a aprender a coser y hacer manualidades para que puedan tener un futuro mejor, vendiendo sus hermosos productos. Recientemente terminamos la construcción de nuestra segunda tienda, lo que nos permitió convertir la tienda anterior en un aula, donde las estudiantes comparten máquinas de coser en un espacio pequeño. Recientemente creamos un mural para el centro. Como no se ve mucho arte por aquí, ha atraído mucha atención. El Parque Nacional del Serengeti, que no está muy lejos, inspiró el tema de animales del mural; también se enfoca en las mujeres. Una amiga creó el mural. Fue un trabajo de amor. Pasó horas trabajando y muchos la ayudaron. En el mural están las palabras en swahili, “Matumaini kwa waketi ujao”, que significa “Esperanza para el futuro”.

About the author

Misioneros Maryknoll

Ediciones Archivadas