Autor: Giovana Soria

Discípulos Misioneros en Línea

Cuando empezó la cuarentena por el COVID-19 los hijos del diácono Arturo Monterrubio y su esposa Esperanza les dijeron. “No salgan para nada, por favor, ustedes ya están viejitos”. Esperanza quien sufre de presión alta sabía que estaba en mayor riesgo

Lee mas

Ediciones Archivadas